Día contra la esclavitud infantil

El valiente Iqbal Masih

Cada 16 de abril se recuerda el legado de Iqbal Masih, el mayor referente hasta el momento en la historia de la lucha contra la esclavitud infantil. 

Su propia historia es la de un niño esclavo, vendido por su padre a una fabrica de alfombras, tras años de trabajos forzosos y violencia, consiguió escapar con 10 años. Desde ese momento y hasta su asesinato, cuando tenía 12 años, en 1995, se dedicó a denunciar las condiciones que vivían los niños esclavos, activista incansable que marcó un antes y después para la infancia, no solo en Pakistán sino en el mundo entero.

Hoy, tomamos su historia, que sigue siendo la de muchos niños y niñas, según cifras de Unicef actualmente 151,6 millones de niñas y niños de entre 5 y 17 años trabajan, casi la mitad (72,5 millones) ejercen alguna de las peores formas de trabajo infantil, como esclavitud, trata, trabajo forzoso o reclutamiento para conflictos armados. 

Asimismo la Organización Internacional del Trabajo recuerda que la crisis del COVID-19 está aumentando las situaciones de vulnerabilidad y pobreza para muchas personas, y esto podría revertir los avances en la lucha contra el trabajo infantil. Y señalan que el cierre de las escuelas agrava la situación de millones de niños y niñas que trabajan para ayudar a la economía familiar, quedando más expuestos y expuestas a la explotación. 

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 8 Trabajo decente y crecimiento económico, en su meta 8.7 dice:

“Adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”

Desde ASDE- Scouts de Extremadura estamos comprometidos y comprometidas a promover y sensibilizar en cada una de nuestras actividades, y como algo inherente a nuestra forma de ser y actuar, el fin de esta meta, para que todos los niños y niñas puedan crecer libres de cualquier tipo de violencia, disfrutando de la infancia y de sus derechos, participando plenamente de estos.